¿De verdad necesitas comer cada 2 - 3 horas?


"Si no comes cada 3 horas vas a perder músculo!!!" No tan rápido...

Una de las primeras cosas que te dijeron cuando empezaste a tomarte el fitness un poco más en serio fue que tenías que comer cada 2 – 3 horas y hacer unas 5 – 6 comidas al día para ganar y/o mantener tu masa muscular, ¿verdad?


Durante años ha sido defendido por culturistas tradicionales y “expertos en fitness” que comer cada 3 horas es clave para mantener a tu cuerpo trabajando, acelerar tu metabolismo, aumentar el gasto energético, estar constantemente sintetizando proteína, etc. Sin embargo, la ciencia no para de evolucionar, avanzar y aumentar la veracidad de sus estudios, y ha sido más que demostrado que no, no necesitas comer con esa frecuencia.

¡Deja de estresarte por el numero de comidas que haces! No necesitas llevarte los tuppers allí a donde vayas. Ojo, no estoy diciendo que no se deba comer cada 2 – 3 horas. Si quieres hacerlo, ¡adelante! Pero simplemente estoy diciendo que NO ES NECESARIO.

LA FRECUENCIA DE LAS COMIDAS ES IRRELEVANTE


Da igual cuantas veces comas al día: 3, 5, 6 o 12. Lo que realmente importa es que alcances tus necesidades en cuanto a macronutrientes y calorías.

Si, las calorías y los macros importan. Sí, la nutrición es un aspecto absolutamente fundamental en el fitness y la salud en general, pero la idea de que hay que comer con una determinada frecuencia es un mito del que hay que olvidarse de una vez por todas.

Da absolutamente igual en cuantas comidas dividas tus necesidades calóricas diarias, mientras que al final del día hayas consumido los macronutrientes y calorías que necesitas, estás a salvo. Da igual que hagas 6 comidas que 1, cubre tus necesidades nutricionales y olvídate de lo demás.

¿CUÁNDO DEBERÍAS COMER ENTONCES?


Simple: cuando tengas hambre. El único beneficio real de comer con mayor frecuencia es que mantienes le hambre a raya. Sin embargo, también puede implicar que tengas que comer cuando no tengas hambre, y no hay ninguna necesidad de ello.

¿Quieres esperar 6 horas entre tus comidas? ¡perfecto! ¿quieres hacer ayuno intermitente? ¡perfecto! ¿quieres hacer 15 comidas al día? ¡perfecto! De nuevo, siempre que cubras tus necesidades en cuanto a calorías y macronutrientes se refiere, no hay ningún problema.

Por tanto, ¿cada cuanto deberías comer? Cuando tengas hambre.

No obstante, quizás tengas que aprender a diferenciar entre hambre y apetito. El hambre son las señales físicas que tu cuerpo te envía para decirte que estás bajo de combustible. El apetito, sin embargo, puede tener uno origen emocional o estar ligado al estrés. No hay una regla universal sobre como diferenciarlos, ya que ambos pueden manifestarse de distinta forma en cada persona. Simplemente tenlo en cuenta y cuando creas que tienes hambre e intenta identificar si de verdad tienes hambre o si tan solo son antojos.

LA NUTRICIÓN PRE Y POST ENTRENAMIENTO


A pesar de que he dicho que la frecuencia de las comidas es irrelevante, sÍ hay un cierto momento del día en el que tu cuerpo necesita ciertos nutrientes: alrededor de tu entrenamiento.


- Comida pre entrenamiento: su objetivo principal es proporcionarte la energía que necesitas para poder entrenar en condiciones. Mi recomendación es realizarla 1,5 – 2 horas antes del entrenamiento mara optimizar la digestión.


- Comida post entrenamiento: su principal objetivo es proporcionarle a tu cuerpo con los nutrientes que necesita para empezar a reparar el tejido dañado y rellenar el glucógeno de los músculos (noticia de ultima hora: NO NECESITAS consumir tu comida post entrenamiento inmediatamente después de entrenar…pero esto es algo de lo que hablaremos un futuro artículo). Mi recomendación es realizarla 1,5 – 2 horas después del entrenamiento para maximizar la absorción de nutrientes.

Durante el resto del día, céntrate en comer cuando tengas hambre y en alcanzar tus necesidades nutricionales.

¿HAY ALGO MALO EN COMER CON ESA FRECUENCIA?


El hecho de que no necesites comer cada 2 – 3 horas no significa que no puedas hacerlo. Si esta frecuencia se acomoda a tu rutina y te gusta, adelante. Yo como cada 2 – 3 horas el 90% del tiempo. Me gusta, se adapta a mi rutina diaria y a mis preferencias y la verdad que me resulta bastante cómodo. ¿Me vuelvo loco cuando por alguna circunstancia de la vida tengo que esperar una o dos horas extra hasta mi próxima comida? Ya no (al principio si me cabreaba mucho… errores de principiante). Bueno…. A veces me sigue pasando, pero no porque “me he saltado la hora” ni nada por el estilo, sino porque tengo un hambre de narices lol.

Hay una habilidad que todos deberíamos desarrollar para que la vida nos resulte más sencilla y menos estresante, se llama “capacidad de adaptación”. Aprende a adaptarte a las circunstancias de la vida. Si no puedes realizar tus comidas a la hora exacta que tú tenias planeado, no pasa nada, no es el fin del mundo y tus músculos no van a desaparecer por arte de magia. ¡Adáptate!


Por ultimo, hay una determinada situación en la que sí que considero que comer con esta frecuencia puede resultar beneficioso. Cuando estás en volumen (esto es, intentando ganar masa muscular) consumes una cantidad exagerada de calorías. Aquí el comer con mayor frecuencia sí que podría ayudarte. Si no te gustan los atracones de comida, puedes utilizar una mayor frecuencia con las comidas para así dividir todas tus calorías en 5 – 7 comidas pequeñas (más bien medianas) a lo largo del día. Si estás consumiendo diariamente unas 4500 calorías, por ejemplo, consumirlas en 2 – 3 comidas pueden llegar a resultar muy complicado, por lo que una mayor frecuencia con las comidas puede que te ayude a alcanzar tus necesidades calóricas diarias de forma más cómoda repartiéndolas a lo largo del día, en vez de tener que pegarte un par de atracones. Pero de nuevo, esto depende de ti y de tus preferencias personales. Si prefieres pegarte dos festines al día en vez de hacer 6 comidas, ¡Adelante!


Solo por que tu culturista favorito coma cada 3 horas y haga 9 comidas al día no significa que tu también debas hacerlo. ¿Funciona? Sí. ¿Hay otras formas de hacer las cosas? Sí.

Siempre que alcances tus necesidades diarias en cuanto a calorías y macronutrientes, puedes hacer tantas o tan pocas comidas como quieras.

¡Esto es todo por hoy! Si tienes cualquier duda, pregunta, sugerencia o crítica constructiva no dudes en dejarla en los comentarios o coméntamela a través de mis redes sociales.

¡y no te olvides de compartir el post!

Nos vemos en la próxima! :)