Cómo mantenerse en forma con la agenda apretada.



Si me has estado siguiendo estos días por las redes sociales, ya sabrás que me acabo de mudar a Barcelona!! Por eso la semana pasada no hubo artículo nuevo, estuve muy liado con la mudanza y abriendo mi canal de Youtube!!


Va a ser una nueva aventura para mi y estoy deseando ver todo lo que está por venir durante los próximos meses :)


No obstante, ya sabéis como son las mudanzas: días interminables, ocupados y agotadores… ello a menudo implica comer menos de la cuenta, saltarte entrenamientos, saltarte el cardio, etc. Para mi la mudanza ha supuesto comer de menos durante una semana y saltarme un par de sesiones. Antes de nada, dejad que empiece diciendo que a vuestro cuerpo no le va a pasar absolutamente nada por comer un poco por debajo/por encima de vuestras necesidades calóricas diarias durante una semana y por saltarte un par de sesiones. Si, te hincharás un poco y quizás ganes algo de peso (por la retención de líquidos) pero nada del otro mundo, así que no 0 agobios.

Dicho esto, si sois como yo (parte del #teamnoexcuses lol) una mudanza (o cualquier otro evento que te apreté la agenda) no es una excusa para no hacer las cosas como se debe. Por eso hoy os traigo un par de consejos muy simples (y a la vez muy efectivos) para que podáis seguir llevándolo todo a rajatabla incluso si estáis en una temporada muy ocupada.


LEVANTATE TEMPRANO


Simple y sencillo.


El primer día de mi mudanza (el más liado) me levanté a las 5 am para poder entrenar y prepara todas mis comidas. Para las 8 am ya había terminado y tenía todo el día por delante para centrarme en la mudanza.


Si sabes en qué franja horaria vas a estar ocupado, lo mejor es levantarse temprano para hacer todo lo que tengas que hacer a primera hora de la mañana, así te aseguras de que no te saltas el entrenamiento y de que vas a comer lo que tienes que comer durante el día. Para cuando tu “día de verdad” empiece ya habrás entrenado y tendrás todo preparado, lo cual es una liberación de estrés bastante grande para el resto del día.


No seáis vag@s, madrugad y ¡al lío¡


ENTRENAMIENTO

Si aun levantándote temprano andas con prisas mientras entrenas, simplemente haz entrenamientos mas cortos. No me refiero a coger tu sesión de 2 horas y estrujarla en 45 mins. Más bien estoy hablando de hacer la versión de 45 mins de tu entreno de 2 horas.

¿a qué me refiero? Elimina algunos ejercicios que suelas incorporar solo por añadir trabajo accesorio, haz menos series, periodos de descanso más cortos, etc. Lo cierto es que cómo lo acortes, en realidad depende de ti, pero intenta encontrar la forma de reducir la duración de tu entrenamiento, manteniendo la intensidad elevada.

PREPARA LAS COMIDAS


Se que a mucha gente no le gusta, peor si andas con la agenda muy apretada y sacar tiempo para contar los macros de cada comida lo va a empeorar aún más, simplemente prepara tus comidas (o al menos algunas de ellas) para así no tener que preocuparte de qué comes y qué no. Por no mencionar que no perderás ni un solo segundo pensando en qué deberías comer.

Prepara tus comidas, llévatelas contigo y ¡cumple como un/a campeón/a!


BATIDOS Y BARRITAS


No soy muy fan de ellos. Tan solo suelto tomar un batido al día y rara vez consumo barritas proteicas. No obstante, admito que pueden ser bastante prácticas si estás muy liad@ por lo que son una buena opción. Fáciles de preparar, fáciles de llevar y con tantísimas opciones en el mercado, seguro que hay una opción que se adapte a ti a la perfección.

AGUA


Es muy fácil dejarte llevar por el agobio del día y olvidarte de beber agua. Por eso es muy fácil también hincharse…


El motivo principal por el que el cuerpo cambia cuando estás tan liad@ es porque no bebes suficiente agua.

Simplemente te olvidas. Coges inercia desde primera hora de la mañana y vas de una tarea a otra sin siquiera acordarte del agua. Es completamente normal.


¿El resultado? Te hinchas.


Mantén tu ingesta de agua en su punto y mantente hidratad@ para minimizar la retención de líquidos! Sé que puede ser un poco pesado al principio, pero créeme, tu y tu cuerpo me lo agradeceréis.

Estar ocupado no necesariamente significa que no puedas seguir con tu rutina fitness, simplemente significa que vas a tener que esforzarte un poco más para seguir con ella. Estate preparado y asegúrate de no usar el “no tengo tiempo” como una excusa!!


¡Esto es todo por hoy! Si tienes cualquier duda, pregunta, sugerencia o crítica constructiva no dudes en dejarla en los comentarios o coméntamela a través de mis redes sociales.

¡y no te olvides de compartir el post!

Nos vemos en la próxima! :)