Comidas trampa vs. días de carga de hidratos

Updated: Mar 1, 2019


A todos nos encanta la comida…vamos, admítelo!! Te gusta comer tanto como a mi y tanto como a cualquier persona de este planeta. La comida es mayor placer de la vida (si quieres hacerme cambiar de opinión a cerca de eso, buena suerte…). Como practicantes del fitness/culturismo, nuestras elecciones en la comida son prácticamente las mismas cada día (excepto que hagas IIFYM… e incluso aún así, probablemente consumas prácticamente lo mismo casi cada día) y ello puede terminar siendo muy estresante y insufrible.

Por ello se crearon las comidas/días trampa. Su intención es darnos un respiro de la dieta y permitirnos comer alimentos que normalmente no consumimos porque no son la mejor opción para alcanzar nuestros objetivos.


Hay dos grandes formas de afrontar este “descanso de la dieta”: las comidas trampa y las cargas de hidratos.

COMIDAS TRAMPA


Una comida trampa, por definición, es una comida en la que consumes alimentos que normalmente no están incluidos en tus hábitos nutricionales diarios. Ello no significa que sea comida basura (aunque la mayoría de las veces lo es), simplemente significa que estas consumiendo algo que normalmente no comes. Por tanto, si normalmente no comes merluza y espinacas, y en tu comida trampa te preparas merluza y espinacas, seguiría siendo una comida trampa (sinceramente, si tu comida trampa ideal es merluza y espinacas, o bien no has probado la pizza, o no eres de este planeta…)


Las comidas trampa son comidas planeadas en las que consumes alimentos que normalmente evitas por diversas razones. Esta es la típica comida en la que “comes lo que te de la gana”.

CARGAS DE HIDRATOS

Un día de carga de hidratos es otra historia. Se trata de un periodo planeado de sobreconsumo de hidratos de carbono que supera tu ingesta calórica diaria actual.


La idea detrás de los días de carga de hidratos es volver a elevar los niveles de leptina. La leptina es la hormona que controla la saciedad y el consumo de energía. Esto puede ser muy útil durante las épocas de definición, ya que a medida que vas reduciendo tu porcentaje de grasa corporal, tus niveles de leptina se reducen y, en consecuencia, empiezas a sufrir esa sensación de hambre 24/7 y a sentirte mas cansado.


Tras el incremento de los niveles de leptina después de un día de carga de hidratos, se reduce esa sensación de hambre y los niveles de energía vuelven a regularse, al menos hasta tu próximo día de carga.

¿QUÉ DEBERÍAS HACER ENTONCES?

La principal diferencia entre ambos es que, mientras que la idea de las comidas trampa es darte un pequeño descanso de la dieta y proporcionarte cierta libertad temporal para que comas lo que quieras, los días de carga de hidratos, sin embargo, tienen un propósito más preciso. No me malinterpretes, otro de los objetivos de las comidas trampa también es volver a elevar los niveles de leptina, pero con una comida trampa eres más propenso a consumir también grasa y proteínas en exceso, conllevando una ingesta calórica notablemente más alta para el mismo propósito.

Por tanto, ¿qué deberías hacer? Depende. Si estás en definición, me limitaría a lso días de carga de hidratos, ya que controlas mucho más tu ingesta calórica para ese día, así como el consumo final de macronutrientes. Dependiendo en lo rápido/lento que sea tu metabolismo, cuántos días a la semana entrenes, cuanto cardio hagas, etc. Elevaría tu ingesta calórica hasta tus niveles de mantenimiento durante los días de carga, o incluso ligeramente por encima, consumiendo esas calorías extra de carbohidratos.

Si estás en volumen, simplemente no vas a necesitar días de carga de hidratos ya que ya estarás consumiendo suficientes carbohidratos a diario. Sin embargo, dado que también estás ya en un superávit calórico, una comida trampa puede ser peligrosa si no se controla. Si estás haciendo volumen, me limitaría a las comidas trampa pero controladas y muy ocasionalmente, dos o tres veces al mes es un buen punto de partida. Dependiendo de lo mucho o poco que te esté constando coger peso, podrías tener más, o quizás necesites reducirlas. Ajústalo en función de los resultados.

En cualquier caso, tanto si estás haciendo definición, como volumen o sea lo que sea, el mejor consejo que puedo darte en este tema es el siguiente: equilibrio. La vida es cuestión de equilibrio, y esto no es una excepción. Necesitas ser capaz de seguir la “dieta” a diario y simplemente darte un descanso de vez en cuando.

Y la mejor forma de ser capaz de seguir la “dieta” es disfrutando de lo que comes a diario. Quizás no del 100%, pero sí al menos del 80%. Si odias el arroz y el pollo, no comas arroz y pollo 4 veces al día solo porque “es lo que se dice ¿no? Si te quieres poner cachas, tienes que comer arroz y pollo…” SI estuviéramos a principios de los 2000 te lo pasaría, pero no lo estamos, es casi 2019. Lo que necesitas hacer es crear un estilo alimenticio/hábitos nutricionales que puedas disfrutar y mantener durante el resto de tu vida teniendo en cuenta que: 1, vas a tener que hacer sacrificios y 2, estás haciendo esto por un propósito mayor que el mero hecho de comer. Estás haciendo esto para poder vivir una vida mejor y mas saludable y para alcanzar el cuerpo que quieres.

Si estás constantemente pensando en esa comida trampa que vas a tener el finde que viene, es hora de que te replantees tu “dieta”.

¡Esto es todo por hoy! SI tienes cualquier duda, pregunta, sugerencia, crítica constructiva, por favor no dudes en dejarla en los comentarios o házmelo saber a través de mis redes sociales.

¡y no te olvides de compartir el post!

Nos vemos en la próxima! :)

#NUTRITION #ESPAÑOL